< VOLVER La tridimensionalidad se debe a un ligero distanciamiento entre los dos ojos, de modo que captan las imágenes desde ángulos distintos. La combinación de imágenes individuales vistas por cada ojo consigue una sensación de profundidad y dimensión en la mente. Es lo que se conoce como paralaje y la base sobre la que se han desarrollado las tecnologías en 3D.

Este es el efecto con el que se ha impreso el catálogo de la Catedral del Toledo diseñado por Julián Díaz Alonso e impreso en TF Artes Gráficas. A simple vista las imágenes de esta publicación están totalmente desenfocadas, pero que con las gafas bicolor (que se adjuntan con cada catálogo) tienen un acabado espectacular y casi se pueden tocar.

¡Una nueva forma de ver un libro ilustrado!